Preparar un té: trucos y consejos

Conseguir un té exquisito conlleva dominar tres factores clave: temperatura, agua y tiempo de preparación.

Temperatura: puede afectar al sabor, la delicadeza y la astringencia del té.

Agua: indispensable para preparar una taza de té perfecta. Siendo el agua blanda la que mejor se adapta a la preparación del té, al crear una sensación en boca suave, y sin contener minerales que afecten al sabor.

Tiempo de preparación: cuanto más tiempo se sumerjan las hojas en agua, más astringente y amargo será el té, por lo que no conviene excederse al preparar un té. 

Ya conoces los trucos de preparación del té. ¿Qué sabes de sus variedades? Descúbrelas con nosotros.

TIPO DE INFUSIÓN TIEMPO TEMPERATURA
Negro 3 – 4 min. 96 a 98°C (el agua no debe hervir)
Verde 2 – 3 min. 70 – 80°C
Blanco 2 – 3 min. 70 – 80°C
Oolong 3 – 4 min. 85 – 90°C (el agua no debe hervir)
Pu-Erh 3 – 4 min. 100°C (punto de ebullición)
Rooibos / Infusiones 4 – 5 min. 100°C (punto de ebullición)